GestionTrazabilidad.com el portal de información sobre trazabilidad edición en Español
24 de Noviembre de 2017

 
Usuario anónimo [Identificate] Si no tienes una cuenta Registrate


Google

PRECIOS CARBURANTES
Comparar precios






El seguimiento de calidad a través del método de trazabilidad alcanza cada vez más productos

Noticia Completa:
La trazabilidad, el método de seguimiento de los productos desde su origen hasta su llegada al consumidor, abarca cada veza más alimentos, medicamentos, productos industriales y hasta la propia educación, de manera de garantizar a los consumidores la calidad de los insumos y servicios que se ofertan en el mercado.

Durante la crisis de la Vaca Loca, a fines de los años `90, -cuando el ganado vacuno europeo padeció un fenómeno neurogenerativo al ingerir huesos o carnes infectadas-, se tomó conciencia de la importancia de la trazabilidad, es decir el seguimiento de los alimentos y productos desde su nacimiento u origen hasta la llegada a la góndola.

En la Argentina, en 1997 fue cuando tuvo lugar el primer seminario de trazabilidad. Esta metodología de seguimiento del producto rige para alimentos, medicamentos y cualquier producto industrial, recordó la experta en el tema Roxana Saravia, de la empresa GS1, en diálogo con Télam.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) tiene una normativa de trazabilidad para alimentos como las carnes, los lácteos, la miel y los productos de pesca.

Por su parte, la Administración Nacional de Alimentos, Medicamentos y Tecnología (ANMAT) emitió una resolución el año pasado, la 435 sobre trazabilidad de medicamentos.

Es norma tiene como objetivo controlar los medicamentos y contribuir a erradicar la circulación de aquellos que sean ilegítimos.

Es el fabricante del producto, el dueño de la marca, es responsable de la trazabilidad y existe un compromiso por parte de toda la cadena comercial, desde el distribuidor mayorista y el minorista hasta llegar al consumidor.

En la industria láctea, por ejemplo, debe ser el dueño de la marca, el fabricante, el que cuenta con sistema de trazabilidad interna de sus productos, que son identificados mediante la asignación de un número de lote.

Ese producto que puede ser un yogur, sale a la calle y pasa por un centro de distribución, un distribuidor mayorista y luego la cadena minorista para llegar finalmente a la góndola. "Lo importante es que el producto mantenga la identificación de lote en toda la cadena para que en caso de que ocurra algún problema, pueda ser localizado fácilmente", explicó Saravia.

Ante la detección de fallas en los productos puede ser que sea el fabricante el que actúe haciendo una solicitud de "recall" o recupero de los envases que tienen el lote fallado.

Es muy común ver en los diarios solicitadas de la industria automotriz sacando de circulación ciertos modelos de vehículos por fallas en su diseño. Esta misma metodología se observa en la industria aeronáutica.

"La industria automotriz realiza trazabilidad en todo el proceso de fabricación del auto. En el caso por ejemplo de una falla de frenos, se revisa la calidad del producto usado, los ensayos previos efectuados y el diseño. Todo está documentado. Se sabe la historia de cada pieza. Eso permite definir si la responsabilidad ante una inconveniente es del fabricante o del cliente", describió el ingeniero Oscar Bergoglio, consultor en calidad de la industria automotriz.

La falla también puede ser detectada por el propio consumidor por lo que la cadena de recupero del producto parte desde el último eslabón hasta notificar al fabricante.

"Actualmente todas las empresas aplican trazabilidad ya sea de manera manual o automática", explica Roxana Saravia.

Al preguntársele qué costo demanda a la empresa el efectuar la trazabilidad de sus productos dijo que "es difícil estimarlo. Depende del tipo de producto y hasta qué grado de trazabilidad se lo quiere identificar. Más que un costo, requiere una forma de trabajo", opinó.

La industria se beneficia de la trazabilidad porque logra brindarle seguridad al producto, protegiendo la marca. Si una marca conocida de alimentos, por ejemplo, origina problemas de intoxicación en los consumidores, eso repercute también fuertemente en sus ventas.

"Mediante la trazabilidad la empresa cambia su forma de operar, conoce su stock y controla sus alimentos o productos", consideró Saravia.

La trazabilidad no sólo se da en alimentos y medicamentos, el ganado o los granos, sino llega a rubros como la educación "donde se lleva historia del registro de lo que interesa cuidar y proteger", indicó.
comente esta noticia en nuestro foro | volver
 
Resolución mínima de 800x600 | Sindicar noticias Sindicar notícias gestiontrazabilidad.com